Física cuántica aplicada a la medicina: Una proteína con 21 aminoácidos está curando enfermos de cáncer @ 12 December 2007 03:33 PM

Física cuántica aplicada a la medicina Una proteína con 21 aminoácidos está curando enfermos de cáncer

Por Luís Manuel Escalante

Todo se inició en la Semana Santa de 1972, cuando la madre del doctor Alberto Milá de la Roca, comenzó un proceso degenerativo, como consecuencia de una afección de cáncer. Las observaciones que hizo de su progenitora le llevaron a iniciar una serie de investigaciones que lo condujeron a la creación de una proteína que concentra 21 aminoácidos esenciales, que está resultando milagrosa.

El doctor Milá de la Roca, nacido en Cumaná el 16 de noviembre de 1918 y graduado de físico en la Universidad de Brusela, en 1942, empezó a aplicar sus conocimientos de física cuántica a los procesos vitales del organismo hasta determinar los niveles de energía y su relación con las afecciones no virales, o producidas por agentes externos. Fueron años de dedicación, de ecuaciones matemáticas, de experimentos, de analizar resultados y fracasos hasta llegar a lo que andaba buscando.

Partiendo de la entropía, el máximo calor que puede emitir el organismo y, en consecuencia, dejarlo con ausencia total de energía, que apreció en forma directa con la gravedad de su madre, pudo determinar que existen 1.554 posibles afecciones por desequilibrio térmico del organismo.
Estos conceptos no le eran ajenos ya que en forma teóricas otros físicos habían determinado que “el paso de un sistema celular de bajas probabilidades a otro de altas probabilidades termodinámicas, puede producir el cambio de un estado celular ordenado a otro grado de desorden o enfermedad”.

Dice el doctor Milá que “a través de la observación sin prejuicios, simple y perseverante he interpretado de forma pura algunos fenómenos físicos de la naturaleza. La plataforma teórica que sustenta mis teorías –aclara- están basadas en importantes experimentos realizados en el pasado por destacados indagadores y científicos, como Thyndall, Wilckle, Crawford, Lavoisier y Laplace, Bose, Fermi, Dirac, Carnot, Schördinger, Krebs, Boltzman y Eistein, padres de la ciencia moderna, y no son más que una referencia de que todas las células vivas son y funcionan como máquinas térmicas y, por consiguiente, están sujetas a las leyes físicas universales de obligatorio cumplimiento por todas las masas orgánicas e inorgánicas existentes”.

Sostiene el científico venezolano que con sus investigaciones de la termodinámica de las células vivas ha dado continuidad al trabajo de Einstein y al de otros importantes científicos, cuyos principios ha aplicado para establecer lo que él denomina “Teoría de la Cuantificación de las Enfermedades”.

Partiendo de esta teoría el doctor Milá asevera que “todas las enfermedades están cuantificadas. El estado de sanidad celular y sus alteraciones, conocidas como enfermedades, pueden ser representadas exactamente por ecuaciones físico-matemáticas equivalentes”.

Uno de sus colaboradores inmediatos, el licenciado Simón Milá de la Roca, asevera que “los conocimientos bioquímicos del siglo XX sufrieron un cambio importante con la entrada de la física moderna, pero la ciencia médica no se actualizó en su base, por lo que con el descubrimiento del doctor Alberto Milá de la Roca (su padre) se revoluciona la base de la medicina”. En tal sentido cree que éste debe ser el basamento de la medicina del futuro. Simón espera que este descubrimiento tenga el reconocimiento que se merece.

Superando etapas
La segunda fase de estos estudios, fue encontrar los elementos que condujeran al logro de equilibrio térmico, a fin de evitar el desorden celular y sus consecuencias para la salud. Fue así como se concentró en las proteínas y sus componentes (aminoácidos) que constituyen toda la estructura del organismo.

El doctor Milá pudo determinar que en 21 aminoácidos esenciales, suministrados de tal manera que pudieran ser fácilmente absorbidos, estaba la clave para mantener el equilibrio biotérmico, y la salud, por supuesto.

Hecho este descubrimiento vino otra etapa, más bien de naturaleza mecánica: cómo obtener en una sola proteína estos 21 aminoácidos. El trabajo tardó años, se requería de una maquinaria especial, era muy costosa, empezó a ahorrar para adquirirla pero hubo un robo en su casa y los ladrones cargaron con algunos equipos y todo el dinero ahorrado.

Esto no lo amilanó. Al encontrarse sin dinero para comprar el equipo necesario decidió hacerlo él mismo, y le dio resultado. Pudo obtener en un concentrado los 21 aminoácidos que empezó a producir en forma de gelatina. No fue fácil, hubo que realizar 102 experimentos, de allí que la registró como Proteína N-102.

Consumo y resultados
Antes de registrar la N-102 y comenzar su producción comercial que tanto bien ha producido a la humanidad, pese a que no se trata de una medicina sino de un suplemento nutricional, el doctor Alberto Milá de la Roca hizo una serie de pruebas. Primero con ratones de laboratorio y hasta con gallos, siempre con excelentes resultados. Luego con vertebrados superiores que incluyó a un caballo de carrera que tenía la columna fracturada por lo que no se le podía coger cría.

Luego siguió con seres humanos, empezando por él mismo. Los resultados aún son visibles: con casi 90 años mantiene una energía y una vitalidad que ya quisieran tener otros hombres de menor edad.

En esos primeros tiempos también suministró su suplemente alimenticio a una niña postrada, que presentaba un estado cuadrapléjico, y pudo recuperarla. Eso fue en Merecure, estado Miranda, donde su descubrimiento empezó a hacerse conocido y poco a poco empezaron a llegar a su casa numerosas personas en búsqueda de la N-102, siempre con satisfactorios resultados.

Testimonios
Son numerosos los testimonios escritos, incluso notariados, y en videos que guarda el doctor Milá de la Roca, sobre los efectos de su descubrimiento. Uno de ellos corresponde a un trabajo que se llevó a cabo en la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes, en Mérida, Venezuela, donde se sometieron a 80 personas con distintos tipos de cáncer –incluso Sida- al consumo de la N-102, siguiendo el rigor dietético establecido por su descubridor, lo cual implica un cambio en los hábitos alimentarios; al cabo de ocho meses, período del tratamiento en casos avanzados, 77 de los afectados se habían recuperado y sólo tres fallecieron.

Este éxito valió para que la doctora Iris Violeta Escobar, presidenta de la Fundación “Casa de la Ciencia” propusiera al doctor Milá ante la ULA, para que se le otorgara el título de Doctor Honoris Causa.

También el doctor Trino Gutiérrez, rector de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, al conocer y comprobar científicamente los efectos de la Proteína N-102, propuso a su creador ante el Consejo Nacional para las Investigaciones Científicas y Tecnológicas, Conicit, como candidato al “Premio a la Innovación Científica y Técnológica” el año 2000. A esta solicitud también se agregó el respaldo del rector de la ULA, Felipe Pachano Rivera.

Recuperación de tejidos
Entre los distintos testimonios que guarda el doctor Milá, destaca el de la doctora Zuly Betancourt, enfermera y abogada, a quien contactamos por teléfono y luego nos envió por Internet el siguiente resumen:

“Fui operada de la mama izquierda por carcinoma dúctil en fecha 01 de marzo de 1990, Me extirparon las tres cuartas partes de la mama, comencé el tratamiento de la proteína después de haber recibido 500 rach de cobalto, debido a que escasos meses después del tratamiento hice recidiva ósea con la aparición de varios nódulos a nivel del cuello y la cadera, llegue a pesar 39 kilogramos de peso.

“Comienzo de tratamiento con la Proteína N-102 el 25 de diciembre de 1990.
A las pocas semana de recibir la proteína, podía pararme de la cama y comencé a ganar peso, tres mese después ya estaba completamente recuperada; seguí el tratamiento de la proteína por 8 meses tal como se me prescribió y pasado este tiempo la glándula mamaria operada comenzó a aumentar de peso. Pensé que nuevamente estaba enferma, sin embargo la sorpresa fue que todo el tejido que había sido extirpado se había regenerado, y la mama operada alcanzó su forma y tamaño igual que antes de la operación. Quiero dar este testimonio por que tengo 17 años curada de cáncer y deseo que otras personas tengan la misma oportunidad que tuve yo, para darle gracias a Dios, todo poderoso, por esta segunda oportunidad de vida”.

Agrega la doctora Betancourt que ha dedicado sus últimos 13 años a asistir de forma integral a los enfermos de Sida y a sus familiares, “haciendo equipo con el doctor Alberto Milá de la Roca y su maravillosa familia”.

La doctora Zuly Betancourt está radicada en Guarenas, estado Miranda, y en la Fundación que dirige se han podido curar 140 niños HIV positivos, desde 1997.

Otro caso de recuperación de tejido ocurrió con el señor Rafael Rodríguez, gerente de Dr. Schol de San Martín, Caracas (0212 462 6821) a quien le fue extraído el bazo y gracias a la ingesta de la Proteína N-102, ahora tiene este órgano completamente nuevo.

La lista de testimonios es muy larga, allí se incluye a la madre de la cantante Raquel Castaños, Lucía de Castaños, quien también sufrió de cáncer y pudo recuperarse, cuando ya estaba en plena metástasis. Otros testimonios son los del dirigente político dominicano José Francisco Peña Gómez, el médico Jaime Rodríguez, la joven Marielis Luzón, quien tuvo cáncer en el útero; el de una niña de 12 años que sufría de leucemia, y muchísimos casos más en Venezuela, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Brasil, Uruguay y Argentina, aunque hacia este último país ya no se le está enviando el producto porque no se estaba administrando a los pacientes con el rigor prescrito por el doctor Milá de la Roca

Quienes deseen saber más sobre la Proteína N-102 pueden visitar www.miladelaroca.org o llamar al teléfono 977 0193 de Caracas, o a los celulares 0412 294 1384 ó 0414 025 7257, donde obtendrán mayores detalles.


Reconocimientos:
El doctor Alberto Milá de la Roca ha recibido:
• Premio a la Calidad Sudamericana 2007, “Categoría Master” Asociación Brasileña de Incentivo a la Calidad (Abiqua).
• Premio Calidad Sudamericana 2006 “Nuestra Señora Reina de la Paz”, Asociación Brasileña de Incentivo a la Calidad (Abiqua).
• Premio Internacional Simón Bolívar a la Calidad Empresarial, Corporación Internacional de Comercio de los Países Andinos.
• VI Salón Nacional de Innovadores e Inventores “Eureka 1999” Medalla de Oro como mejor invento en Eureka 99.
• Tamanaco de Oro 2000 “Imagen del Milenio”

Foto-Leyendas:
1.- El doctor Alberto Milá de la Roca en su Laboratorio
2.- Zuly Betancourt, quien estuvo desahuciada, disfruta de una nueva vida.
3.- Durante uno de los reconocimientos recibidos

Fuente: entrevista al Dr. Alberto Milá de la Roca
Carta notariada de Raquel Castaño de Cifontes
Cartas de los rectores de la ULA y la UNET
Testimonio de la Dra. Zuly Betancourt
www.miladelaroca.org y videos de TV local e internacional


PRODUCCIONES RODENEZA C.A - CARACAS VENEZUELA - http://www.rodeneza.com